Adrià Balaguer rozó la victoria en el evento #19 de las WSOP® y se embolsó 245.197$

La pasada noche ha sido una de esas grandes ocasiones que el poker español estaba esperando como agua de mayo. Adrià Balaguer, más conocido en el mundillo como “Chojjasd«, consiguió colarse en la mesa final del evento #19 $1.500 No-limit Hold’em y llevarse la nada despreciable suma de 245.197$, tras finalizar en tercera posición.

Este torneo, al que acudieron 2.302 jugadores, se prolongó durante tres días de competición. La tardenoche del lunes en Las Vegas, madrugada del lunes al martes en España, se reanudó el juego tras dos jornadas de altísimo nivel en las que se fue eliminando la parte más importante del field. Finalmente, 19 jugadores se dieron cita en los tapetes del Rio para luchar por el brazalete del evento #19 y llevarse un primer premio que ascendió hasta los 559.514$.

Adrià Balaguer entró muy bien colocado en el último día de competición. De los 19 supervivientes, Adriá acumulaba 697.000 puntos que le colocaban en una excelente 5.ª posición, aunque todavía lejos de los puestos de merito que le doblaban en stack.

El ritmo de juego era bastante alto y no tardó demasiado en formarse la mesa final. Por el camino quedaron algunas caras conocidas y sobre todo muchas jugadas para el recuerdo. La más importante para nuestros intereses llegó cuando solo quedaban 11 jugadores. Adrià Balaguer se cargó los dkhk de Cliff Goldkind (que terminó siendo el ganador de este evento). Tras un flop dqd2c8 se completaron las apuestas y se pasó a mostrar la 4.ª carta. El turn trajo un d3 y con él, la catarsis. Los dos jugadores terminaron all-in. Goldkind mostró sus reyes y “Chojjasdd5d6 para color. La quinta y última carta, el c3, no completó un color superior para el norteamericano y nuestro representante conseguió doblar su stack en el momento más importante, justo cuando se acercaba la mesa final. Los siguientes jugadores no tardaron en caer y Adriá Balaguer conseguió colarse en la mesa final del evento #19 de las WSOP®, con un stack bastante limitado, pero alcanzando algo que no conseguíamos desde que Juan Carlos Mortensen ganara el Main Event en 2001.

El primero en caer fue Gary Burks a manos de Cliff Goldkind. Llegados a este momento, la estrategia de Adriá Balaguer estaba muy clara, esperar su momento y convertir su stack para poder optar a llevarse el título, y así lo hizo. Poco a poco consiguió ir aumentando su stack. Una de las jugadas más importantes para sus intereses se produjo cuando, con la mano limpia, la acción le llegó a David Peters en la ciega pequeña. El jugador decidió restarse y «Chojjasd» pagó al momento. skd8 para David Peters y hahq para el español. El flop evitó el sufrimiento, sactda, y colocó el stack del español en 1,6 millones de puntos.

Los siguientes en caer fueron Gary Burks, Barry Shulman y David Peters. Mientras, nuestro representante afianzaba su pila de fichas y avanzaba con paso firme hacia la victoria. Cuando solo quedaban 6 jugadores, llegaron dos manos que catapultaron a Balaguer hacia lo que parecía que iba ser una victoria española. En la primera, fue Justin McGill quién sufrió el buen hacer de nuestro representante. En una mano en la que los dos jugadores acabaron all-in preflop, Adriá mostró d9s9 y su rival cac8. El flop no finiquitó la mano, pero dejó muy mermadas las opciones del americano, que no encontró ayuda ni en turn ni en river y terminó en 6.ª posición con un premio de 94.815$.

El siguiente en sufrir a “chojjasd” fue Gregg Wilkinson. Adrià Balaguer abrió la mano en posiciones tempranas y el norteamericano se movió all-in desde la ciega grande por unos 800.000 puntos, poco más de la mitad del stack del español. Adriá aceptó el reto mostrando hahj, contra la pareja de dieces de su rival, y volvió a encontrar ayuda en el board, esta vez en forma de dj en el flop y cj en el river. Después de esta mano, Adriá se colocó segundo en fichas y volvió pensar en la victoria.
Poco después cayó el 4.º clasificado, Patrick Smith, al enfrentarse al lider de la mesa y no conseguir superarle. Ambos jugadores fueron a ver el flop, dasjst, y aquí se montó la marimorena. Los dos americanos terminaron con sus fichas en el centro de la mesa y la desilusión se apoderó de Patrick Smith, que veía como su hasq no era suficiente para superar el cadj de Cliff Goldkind.

El evento había cogido carrerilla y no tardó en llegar la eliminación de nuestro representante, en la que probablemente fue la jugada más desafortunada de toda la mesa final. El jugador español se enzarzó en una guerra de subidas y resubidas contra el lider. El duelo terminó con las fichas de los dos contendientes en el centro de la mesa. Adriá mostró stct contra el h4s4 de Cliff Goldkind. El flop cayó como un jarro de agua fría para nuestros intereses, hjc4dj. El jugador español se quedó casi sin posibilidades de hacer historia en estas WSOP®. Ni turn, ca, ni river, c7, obraron el milagro y mandaron a la lona a Adriá Balaguer con un premio de 245.197$; impresionante actuación de nuestro representante que deja el pabellón español muy, muy alto.

El heads-up en el que nos hubiese gustado estar lo disputaron Cliff Goldkind y el parlanchín Kenii Nguyen. La diferencia con la que afrontaron el inicio del cara a cara, casi a 9:1, hizo que Goldkind acabase aprovechando la diferencia inicial de fichas y llevándose 559.514$.

Es una pena que no hayamos podido narrar la victoria de un español, pero a buen seguro tendremos más oportunidades antes de que terminen estas WSOP® 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apuesta10

¿Tienes más de 18 años?

Antes de empezar, confírmanos tu edad