Pingüinos y tatuajes, las apuestas más ridículas a este lado del mississippi

No es la primera vez que comentamos las diferentes apuestas que los jugadores de poker suelen hacer en su tiempo libre. Retos como los que le costaron un disgusto a Michael Mizrachi, como las hamburguesas que se tuvo que comer Patrick Antonious para conseguir unas entradas para ver a Nadal vs Djokovic o la carrera de 20 kilómetros que tuvo que realizar Peter Eastgate tras lanzarse a un lago helado.

La mayor parte de estos retos tiene carácter lúdico-festivo, otros tratan de ridiculizar al rival y después están las que son ridículas en sí, como las que nos ocupan hoy. Entre pingüinos y tatuajes.

La primera es una apuesta que ha estado a punto de dejar a Theo Jorgensen, el jugador profesional de PokerStars, “sin carnet de padre”. El mundo del poker conoce muy bien el nivel de “calentura” que alcanza el danés cuando hay una apuesta de por medio y parece que sus amigos más directos también lo tienen presente.

Durante una cena informal, diferentes temas de conversación salieron a la luz, hasta que una de las mujeres que estaba sentada cerca de Theo comentó algo sobre su trabajo con los pingüinos en el Zoo. Al jugador de poker se le ocurrió hacer un comentario sobre lo rápidos que son los pingüinos en el agua y lo lentos que son fuera de ella. Su compañera de mesa no tardo en replicar: “Te sorprenderías Theo. Apuesto a que un pingüino te dejaría atrás en una carrera sobre el hielo”. La cuidadora había pronunciado la palabra mágica y ahora lo difícil sería hacer desistir al señor Jorgensen aunque él mismo supiese que no se podía vencer al pingüino.

Finalmente, la apuesta no se pudo realizar porque era imposible secuestrar un animalito del zoologico sin que la amiga de Jorgensen perdiera su trabajo, pero que quede claro que Jorgensen llevaba un par de semanas entrenado para el reto. Llegó a llevar el maletero lleno de zapatos para conocer cual era el que ofrecía el mejor agarre en una superficie helada. Toda una locura.

La segunda apuesta parece sacada de de uno de los programas de Jackass. Después de que un jugador anónimo colgara su foto triunfando en una mesa de cash de bajo nivel en uno de los foros de poker más conocidos del planeta (TwoplusTwo), toda la comunidad comenzó a mofarse de él. Tal fue la repercusión de aquella foto, que la noticia se extendió como la pólvora y el jugador en cuestión estuvo a punto de hacerse famoso, hasta que alguien le robó su protagonismo. En medio de los mensajes del foro, otro anónimo (“DietKetchup”) propuso tatuarse la ya mítica imagen en su pierna derecha. A partir de ese momento, se creó una cuenta para que todo aquel que hubiese seguido la historia aportase su granito de arena y pronto se llegó a los 500$ que exigía el inconsciente por grabar a tinta su piel.

Ni corto ni perezoso acudió a un estudió de tatuajes y acabó por pintarse en la piel la imagen de un desconocido del que se habían estado mofando durante los últimos meses.

Pueden que sean las prop-bets más absurdas que hemos conocido hasta el momento, juzguen ustedes mismos.

Si lo que quieres es ganar en las mesas , visita nuestra sección de estrategia y deja las prop-bets para los profesionales; a no ser que quieras echar una carrera contra un pingüino. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apuesta10

¿Tienes más de 18 años?

Antes de empezar, confírmanos tu edad