Afición

Esta tarde arranca LaLiga Santander y no hay claros favoritos. Atlético de Madrid, Real Madrid, Barcelona, Sevilla y Villarreal parecen los equipos más fuertes. Analizamos sus posibilidades.

El Atlético de Madrid, ganador de LaLiga Santander, parte como gran favorito para revalidar el título. Los colchoneros mantienen las mismas piezas clave que les llevaron al éxito la pasada temporada. Simeone sigue con hambre de éxitos en el banquillo. Oblak es un seguro en la portería. La defensa sigue liderada por Savic, Giménez, Felipe y Hermoso. Koke es el jefe del centro del campo. Y Llorente y Luis Suárez son sus puntas de lanza. Y todos ellos están bien arropados con “actores secundarios” que suelen rendir de forma notable en todos los partidos. El Atlético no es el equipo de mayor calidad de la Liga, pero sí el más complicado de batir y el más regular. Si los demás fallan, el Atlético no lo hará y volverá a ganar el título.

El Real Madrid ha tenido cambios en su banquillo y en su defensa. Zidane ha dejado paso a Ancellotti, que tiene ante sí un gran reto. En la portería, nadie duda de Courtois. En defensa, el Madrid ha incorporado a una figura de talla mundial, el austriaco Alaba, que puede jugar en el centro, en el lateral izquierdo o incluso en el centro del campo por la misma banda. Han salido del equipo Sergio Ramos y Raphael Varane, los dos centrales titulares durante años, pero el Madrid no les va a echar de menos. Militao y Nacho pueden complementarse con Alaba y cerrar la defensa madridista. El cuarto central, Vallejo, sí genera más dudas, sobre todo por su falta de velocidad al esprint. En los laterales, el Madrid también está bien provisto. Por la derecha se alternarán Carvajal, Odriozola y Lucas Vázquez; y por la izquierda, están Mendy y Marcelo. El brasileño sigue funcionando en ataque, pero en defensa suele ser un coladero. Sus mejores días en el Real Madrid pasaron y debería dejar paso al prometedor Miguel Gutiérrez. Por otra parte, en el centro del campo, los tres titulares volverán a ser Casemiro, Kroos y Modric. El Madrid necesitará relevos y los podrían proporcionar Valverde, Odegaard (si le dejan) y el joven Antonio Blanco. Delante, el Madrid necesitará de la pólvora y la maestría de Karim Benzema. El galo no tiene sustituto de garantías, ni en Jovic ni en Mariano, que quizá salgan del equipo blanco este mismo verano. En las bandas, Ancellotti tendrá a los irregulares Bale, Hazard, Asensio e Isco, a las promesas brasileñas Rodrygo y Vini Jr, y al siempre cumplidor Lucas Vázquez. El Madrid volverá a ser candidato a la Liga, pero la gestión de minutos y el estado físico de jugadores como Benzema, Kroos y Modric serán muy importantes, en una temporada que se les va a hacer muy larga.

El Barcelona post-Messi va a sorprender a muchos y para bien, en nuestra opinión. Koeman ya demostró el año pasado que es capaz de aprovechar el talento de la cantera blaugrana, consolidando en el primer equipo a Mingueza, Araujo e Ilaix, y exprimiendo el rendimiento de Pedri. Este año va a seguir en la misma línea y probablemente dará protagonismo y minutos a jugadores jóvenes como el retornado Eric García, Yusuf Demir, Alejandro Balde, Nico González o Gavi. Además, Riqui Puig y Álex Collado, que no son del gusto del técnico neerlandés, también lucharán por los minutos y probablemente los tendrán (dada su innegable calidad). El Barça construirá un nuevo equipo sin D10S sobre los cimientos que pondrán Ter Stegen, Piqué, Jordi Alba, Frenkie de Jong, Sergio Busquets, Pedri, Griezmann, Ansi Fati y la nueva estrella del equipo, Memphis Depay. A su alrededor irán alternándose jugadores jóvenes, con hambre de éxito y un enorme margen de progreso. Quizá el Barça falle en los partidos que juegue a domicilio, pero el nuevo FC Barcelona de la crisis estará preparado para ganar, si no esta Liga, sí la siguiente. La “pedrera” blaugrana es la mejor y su impacto en el primer equipo puede ser enorme. Viene mucha calidad de La Masia.

El Sevilla de Lopetegui y Monchi es otro serio candidato al título de Liga. El “Mago” está haciendo como siempre, sacándose tremendos fichajes de la chistera, y por precios muy inferiores al valor real de los jugadores. En la portería, junto a Bono estará Dmitrovic (el ex porterazo del Eibar), una gran incorporación a coste cero. En la defensa, ha incorporado a lateral derecho Montiel (titular en River y en la Albiceleste). Y en la parte de delante, ha incorporado a Lamela y es probable que llegue también el Tecatito Corona, un jugador que siempre ha sido el ojito derecho de Lopetegui y que sería la guinda del pastel blanquirrojo. Además, hay rumores de que Monchi podría incorporar el centrocampista danés del Dortmund, Delaney, para darle más fuerza a la sala de máquinas. Con todos estos jugadores, el Sevilla será más equipo que la temporada pasada y entonces tuvo opciones de luchar por el título prácticamente hasta el último momento.

Por último, hemos de citar también al Villarreal, que esta temporada va a jugar la Champions y tiene un equipo muy sólido. El Submarino Amarillo ha incorporado a Mandi al centro de la defensa y a Boulaye Dia en la delantera; además, ha comprado a Foyth, que puede jugar en el lateral derecho, en el centro de la defensa o de medio defensivo, y que es el jugador que siempre quieres en tu equipo. La plantilla aún no está cerrada, pero aun así, Emery tiene mejor equipo que la temporada pasada. Su único hándicap es la excesiva dependencia que va a tener en la creación de juego de ataque de sus dos cracks, Dani Parejo (que se va a perder el inicio liguero por lesión) y, sobre todo, Gerard Moreno (que este año va a optar a todos los títulos de máximo goleador, ante la ausencia de Messi). A Unai le falta un medio creativo para tener una plantilla que pueda optar a todo.

Las casas de apuestas dan como favorito al Real Madrid, como puedes ver en Betsfy. ¿Cuál es tu favorito paga ganar LaLiga 21/22?

Apuesta10

¿Tienes más de 18 años?

Antes de empezar, confírmanos tu edad